¿A qué edad me jubilo?

Si usted nació en 1948, se jubilará en 2013 a los 65 años más algún mes añadido, y tendrá derecho a la pensión completa si ha cotizado durante 35 años más algún mes adicional.

Quienes lo hicieron a partir de 1960 se retirarán del mercado laboral con 67 años. Esos dos años agregados se irán distribuyendo entre los 14 que median entre 2013 y 2027.

Pero, además, la quinta de 1960 tendrá que haber cotizado 37 años, y no 35 como hasta ahora, para cobrar íntegra la pensión. Y si quiere jubilarse a los 65 años con toda la prestación, el periodo de pago a la Seguridad Social se ampliaría a los 41 años de manera también progresiva.

Éstas son algunas de las consecuencias de la propuesta lanzada por el Gobierno a los sindicatos para lograr el consenso en la reforma de las pensiones, y cuyo contenido adelantó el pasado miércoles el diario El País.

Estos planteamientos -el día 28 el Ejecutivo anunciará y aprobará los definitivos- alteran las previsiones de los futuros pensionistas, pero no de los actuales ni de los nacidos antes de 1948.

.- Los nacidos en 1948 se jubilan con 65 años y algún mes más; los de 1953, con 67

Prolongar dos años la permanencia laboral hasta los 67 años se hará de manera gradual -y no de golpe- entre 2013 y 2027. Es decir, dos años más a distribuir en un periodo de 14, aunque no se conoce aún a qué ritmo se aplicaría.

Por ejemplo, con la futura reforma, quienes nacieron en enero de 1948 se jubilarían con 65 más uno, dos, tres o equis meses, dependiendo de la progresividad que se imponga. Los nacidos en 1960, en cambio, se verían ya obligados a estar en el mercado laboral a los 67 años porque en 2027 ya estarían completados esos dos años adicionales.

Más o menos -la progresividad no está concretada- quienes vinieron al mundo en 1953 se jubilarían con 66 años. Se aumenta, además, el periodo de cotización que da derecho a cobrar toda la pensión -en estos momentos, 35- con carácter general, siendo la propuesta de dos años más progresivos (37).

.- Trabajar desde los 24 años y de forma continuada hasta los 65 para toda la pensión

En estos momentos, para cobrar la pensión íntegra un trabajador debe haber cotizado 35 años. La propuesta del Gobierno central consiste en que para jubilarse a los 65 años y, además, percibir toda la prestación el periodo a cotizar aumenta a 41 años. ¿Qué significa?

Primero, que se exige la incorporación al mercado laboral como máximo a los 24 años, y esto perjudicaría a los estudiantes con carreras largas y a quienes realizan prácticas o amplían su formación una vez que han concluido los estudios.

Segundo, que no llegar a esos 41 años de cotización implica necesariamente un retiro del mercado laboral a los 67 años. Y tercero, que el empleado tiene menos margen para acceder a ciertos beneficios laborales como las excedencias.

.- Más años cotizados para calcular la prestación y que suponen rebajar la cuantía

Para calcular la cuantía de la prestación no se cogerán los últimos 15 años como hasta ahora, sino que la propuesta contempla 25. Diez años más que supone un tijeretazo en el dinero a cobrar. ¿Por qué?

Por ejemplo, si usted se jubila con 67 años, en los últimos 15 habrá cobrado más que si en el cálculo entran 25, dado que, en términos generales, los sueldos se incrementan conforme pasa el tiempo.

Asimismo, el cóctel arbitrado por más años trabajados y más años cotizados es aún más pernicioso que si sólo se hubiera escogido el aumento de la edad laboral. En efecto, si se hubieran dejado 15 años de cotización para una jubilación a los 67 años, la cuantía a percibir sería mayor que si la jubilación hubiera sido con 65 años por la explicación mencionada: en los últimos años se cobra más.

Pero si son 2 años más de vida laboral y 10 más cotizando, el resultado no puede ser otro que una rebaja (entran más ejercicios pero con sueldos menores).

.- Si son 35 años cotizados, se altera la rebaja de la paga por cada año no trabajado

Hasta aquí los supuestos generales, si bien cabe recordar que también cambiarán los porcentajes de reducción de la cuantía de las pensiones de los jubilados que durante su vida laboral no hubieran completado el número mínimo de años exigidos para el cobro de la prestación plena (ahora 35 y con la propuesta, 37).

En estos momentos, con 35 años pagados a la Seguridad Social se percibe el 100% de la paga, que se recorta en dos puntos porcentuales por cada año menos de cotización hasta los 25 años. Después baja un punto hasta los 15 años (se cobra la mitad de la pensión).

P. D.

La parva. La BBK ha dado una lección al acordar con todos los sindicatos, y por unanimidad, el recorte de plantilla en Cajasur. Aunque el número de trabajadores que saldrán de la entidad cordobesa es mayor que el que planteó Unicaja para la fusión, que nadie piense que Braulio Medel lo hizo mal, por cuanto esta última operación implicaba un solapamiento (duplicidad de oficinas y, por tanto, de empleados) del que carece la absorción acometida por la BBK. Y, ya fuera de la cuestión laboral, del matrimonio con Unicaja resultaba una caja de ahorros andaluza, con el pago de impuestos aquí, mientras que la alternativa ha sido un banco vasco con sede fiscal en Bilbao. Y estas cosas hay que tenerlas en cuenta.

La simiente. Ya era hora de que el Gobierno central reconociera que poco sentido tiene continuar con el modelo actual de las cajas de ahorros por muchos años que éstas tengan y presuman de tener. A sus dos iniciativas para impulsar la bancarización de las cajas (la primera fue la generalización de los Sistemas de Protección Institucional o fusiones fría y la segunda, la reforma que propicia fuentes alternativas de capital para estas entidades) sumará una tercera para facilitar su conversión en bancos controlados, eso sí, por fundaciones. Qué alegría ver tantos políticos saliendo de las asambleas y consejos de administración…

La paja. De verdad, poco que contar de la reunión entre José Antonio Griñán, presidente de la Junta de Andalucía, y la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, acerca de la reforma de la Política Agraria Común (PAC). Se trata de una reforma muy importante para el campo andaluz, como todas las que se han hecho hasta la fecha, la última hace tres años con el denominado chequeo médico. Pero me da la sensación de que, con vistas a la próxima campaña electoral, se convertirá en un tema estrella. Cabe recordar que los comicios serán municipales y en los pueblos, no en las ciudades, si saben qué es la PAC. Por lo demás, del encuentro cabe resaltar la anécdota del secretario de Estado de Medio Rural, Eduardo Tamarit, al llamar PAZ a la PAC.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *